El crecimiento del sector Fintech en España en el 2022

El crecimiento del sector fintech en España es, cuanto menos, sorprendente. En la actualidad, el país cuenta con 677 empresas dedicadas a esta labor, así como algunas entidades tradicionales. Pese a los diferentes retos que tienen que superar, su desarrollo continúa a un ritmo óptimo.

Sector Fintech en España

Aunque no resulta sencillo obtener estadísticas oficiales sobre este tipo de compañías, varios informes indican que España se encuentra en los primeros lugares de Europa en cuanto al número de empresas fintech. Sin duda, este crecimiento se ha podido constatar gracias al amplio volumen de sus operaciones, en especial en las grandes ciudades. Además, ofrecen sus servicios a otras compañías en modalidad B2B.

El funcionamiento de estas empresas está marcado por el cumplimiento de las regulaciones y la gestión del riesgo. Esta última tarea resulta fundamental para sus procesos y estrategias, ya que es la base sobre la que cimentar la credibilidad, seguridad y calidad que exigen sus clientes. En este sentido, de las 722 empresas que había en septiembre de 2021, solo 45 entraron en concurso de acreedores o en liquidación. Pese a los retos y dificultades, la mayoría consiguen sobrevivir en un mercado difícil.

Asimismo, cuentan con el apoyo de las autoridades financieras. Esta es una importante ayuda para fomentar la innovación, ya que las compañías pueden desarrollar las herramientas necesarias para mejorar su operativa, como ocurre con la creación del sandbox financiero. Esto les ha dotado de un marco legal seguro y estable, muy necesario para seguir creciendo.

Crecimiento imparable

Las fintech han recaudado 214 millones de euros en varias rondas de financiación, lo que ha convertido este sector en el tercero que más inversión ha recaudado en 2022. Tal situación no sucedía desde el 2016, lo que demuestra el renovado interés por estos negocios.

Por otro lado, el ecosistema continúa su crecimiento ofreciendo nuevas ofertas a sus clientes, bien sea a través de la innovación o mediante propuestas consolidadas. En este sentido, son capaces de llegar a donde las compañías tradicionales no alcanzan para cubrir los vacíos que éstas dejan.

Por ejemplo, ofrecen soluciones de financiación, como el seguro de crédito flexible o el servicio de Buy Now, Pay Later, que proporcionan una mayor flexibilidad al cliente. Además, pueden hacer frente con rapidez a la demanda y permiten el pago digital. Esto hace que sean empresas que prestan un gran apoyo a los e-commerce, otro sector en crecimiento. Así, es posible establecer sinergias positivas entre ambos.

También brindan soluciones de crédito basadas en programas informáticos bancarios o mejores experiencias de usuario. La banca abierta ha tenido mucho que decir en este último aspecto, pues ofrece un estándar europeo para efectuar pagos al instante, un servicio que resulta de lo más atractivo. Gracias a todas estas innovaciones y muchas otras, el sector crece de una forma imparable.

Ventajas que aporta al cliente

Los servicios fintech proporcionan numerosos beneficios a sus clientes. Uno de los principales es la personalización. Al implementar herramientas informáticas, pueden ofrecer mejores soluciones y disponer de una amplia variedad de datos que se tratan con Inteligencia Artificial. De este modo, se perfila mejor a los clientes y se ajusta el producto o servicio a sus necesidades.

Otra ventaja importante es que mantienen una agilidad alta, a lo que se une una mayor eficacia y sencillez en sus procesos. La banca tradicional no es capaz de ofrecer tanta rapidez, algo que llama la atención del mercado.

La comodidad es una ventaja derivada de la anterior. Los clientes acceden a estos servicios cuando lo necesitan y su disponibilidad alcanza las 24 horas del día. Esto supone un salto cualitativo que la banca convencional no puede igualar. Además, es importante destacar que la separación entre ambos modelos seguirá creciendo en los próximos años.

Por último, las fintech consiguen una democratización del acceso a productos financieros. Casi cualquier perfil puede obtener la financiación que necesita, sin importar el tamaño de la empresa. Al no requerir asistencia presencial de ningún tipo, los clientes tienen a su alcance un mayor número de productos. Y al suscribirlos, las comisiones son más bajas y las condiciones completamente transparentes.

El crecimiento del sector fintech se ha mantenido a lo largo del 2022 y demuestra su atractivo, ya que logra atraer un gran volumen de inversión, así como el interés tanto de empresas como de consumidores finales. Todo esto es debido a las ventajas competitivas que ofrece, como una mayor rapidez en los trámites. Sin duda, es imprescindible que sigamos su evolución en los próximos años.